Constitución de Entre Ríos comentada para NO abogados

Con el objetivo de que cualquier persona entienda lo que dice la Constitución de nuestra Provincia, desde Smaldone Abogados hemos encarado el trabajo de elaborar una Constitución de Entre Ríos comentada para NO abogados, con la intención de divulgar los valores constitucionales y democratizar el conocimiento de la Constitución.

A lo largo de estos comentarios intentamos explicar cada uno de los artículos de nuestra Constitución Provincial, de modo de posibilitar que una lectura completa pueda dar una idea integral de “para qué sirve la Constitución” y el estudio aislado de cada artículo pueda aclarar algunos conceptos (para “salir del paso”) que no están al alcance de todas las personas. Especialmente de aquellas que no son abogados.

Nuestra mayor aspiración es tentar a los jóvenes (de edad y de conciencia) a que se involucren en materias vinculadas a la vida política de la Provincia de Entre Ríos.


Esta publicación se irá actualizando periódicamente. Una vez comentados en su totalidad cada uno de sus artículos, será editada e impresa para que pueda estar a disposición de todo el público.


¿POR QUÉ NO TIENE UN PREÁMBULO NUESTRA CONSTITUCIÓN?


Preámbulo quiere decir “el que va adelante” (viene del latín) y es sólo un prólogo (prescindible) que la mayoría de las constituciones tienen al principio en el que los constituyentes invocan a Dios e informan a quiénes representan, cómo surgió la constitución, por qué razones, para qué y para quiénes se la dictó.

Por ejemplo, el preámbulo de la Constitución Nacional establece: (quiénes) los representantes del pueblo, (cómo) reunidos en un Congreso General Constituyente, (por qué) en cumplimiento de pactos y por elección de las provincias que componen la Nación, (para qué) para construir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz, promover el bienestar general y asegurar la libertad (para quiénes) para nosotros y para nuestra prosperidad.

Si bien es cierto que los constituyentes entrerrianos han preferido no contar con un preámbulo, ello no quiere decir que nunca lo hayan pensado. Conviene recordar que en 1933 cuando se debatió aquella histórica constitución, se produjeron varias peleas sobre la conveniencia de poner o no un preámbulo:

Quienes querían que la constitución tenga un preámbulo argumentaban haciendo hincapié en la función del preámbulo como interpretación constitucional, en la conveniencia de enunciar brevemente los objetivos del Estado y en la necesidad de invocar a Dios.

Mientras que los que se oponían pensaban que la Constitución no debía embanderarse en ninguna creencia religiosa y con ese sólido fundamento ganaron la votación que eliminó para siempre la posibilidad de que la Constitución tenga un preámbulo.

 

¿Sabías que?

La mayoría de los países del mundo tienen preámbulos en sus constituciones.

Todas las provincias argentinas (excepto Tierra del Fuego y Entre Ríos que no tienen preámbulo) invocan a Dios en sus preámbulos.

Raúl Alfonsín realizó la campaña electoral que lo llevó a la Presidencia de la Nación en 1983 invocando el preámbulo de la Constitución Nacional.

 

Tareas:

¿Teniendo en cuenta el texto de la Constitución, les parece necesario contar con un preámbulo?

¿Qué relaciones existen entre la religión y el derecho, teniendo en cuenta que las constituciones son las leyes supremas del ordenamiento jurídico?

¿Cuáles fueron las provincias que dieron origen a la Constitución Nacional sancionada en 1853? ¿La Provincia de Entre Ríos formaba parte de algunos de aquellos “pactos preexistentes” que impulsaron la formación de nuestro Estado Nacional?

Averigüen si existen fallos o sentencias judiciales que estén fundadas en el preámbulo de la Constitución Nacional.

Busquen cuáles son los tres principios que incorporó la reforma constitucional de 1949 al preámbulo. Investiguen si esos principios están implícitos en la Constitución de la Provincia de Entre Ríos reformada en 2008.

¿Qué quiere decir la Constitución Nacional cuando afirma que el Gobierno Federal sostiene el culto católico

Próxima actualización: SECCIÓN I, DECLARACIONES, DERECHOS Y GARANTÍAS, ARTÍCULO 1